Artículos

No ha fallecido, lo han matado. ¿Y ahora qué?

No ha fallecido, lo han matado. ¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué? Ahora hay que empezar por reconocer que a Samuel lo asesinaron a grito de “maricón” en A Coruña y que los hechos casi se repiten en León, en Terrassa, en Sant Cugat, en Compostela, en Valencia, en Huelva o Barcelona, por ahora. Todas estas agresiones son lgtbifóbicas. Es la homofobia, la transfobia, la bifobia, la que mata. No morimos por un brote de rabia o locura de una persona aislada, nos asesinan porque la lgtbifobia está presente en todos los espacios.

Oportunidad o ruina absoluta

Oportunidad o ruina absoluta

Que Barcelona es una ciudad donde se disfruta y se hace muy buena música, es algo que nadie discute. Al ser una ciudad europea cosmopolita, las posibilidades de poder disfrutar de las más variadas músicas del mundo son enormes. Barcelona cuenta con una larga tradición...

Y el concierto público fue creado. ¿Perdón…?

Y el concierto público fue creado. ¿Perdón…?

La llegada en el s. XIX de la burguesía como clase hegemónica consagró el concierto público como forma privilegiada de difusión musical en todo occidente. Ello permitió con el tiempo la creación de nuestras orquestas modernas, que actualmente en medio de la crisis desatada por la pandemia de COVID-19 se enfrenta a retos inmensos que ponen en duda en muchos sentidos su persistencia como agrupación. Algunas voces se alzan ya para proponer nuevas ideas, nuevos formatos, veamos que hay en el fondo de estas propuestas.