Cine y Audiovisuales

En realidad, nunca estuviste aquí

Retazos, retazos no inconexos pero sueltos como lo son los traumas del pasado que vuelven a la mente sin que uno pueda decidir, cuarenta, treinta y nueve, treinta y ocho, treinta y siete, treinta y seis, treinta y cinco, treinta y cuatro, treinta y tres, treinta y...

Un lugar tranquilo: terror en silencio

Si vas a hacer cualquier ruido, que sea con mucho cuidado, con miedo. Hablar está prohibido, es peligroso. Ya no hablemos de gritar. Si te levantas para ir al baño, mejor descálzate y la puerta ni la cierres al volver. Mejor prevenir. Mejor que sea un lugar tranquilo. Por tu propia seguridad.

Yo la busco (y no la encuentro)

Yo la busco es una de esas obras que cala lenta pero inexorablemente, cual gota malaya. La idea-motor del film es simple: el paso del tiempo nos cambia o, más bien, nos exige cambio. Pero cabe resistir, creería el protagonista.